Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘es’

40. Vloggers

La gente cool y los menos cool te contarán sobre las maravillas detrás de Twitter y como es por fin un formato de acceso universal, algo así como un Blogger para la persona común (y no voy a mencionar la bomba lógica que esto implica por ahora). Desde el presidente hasta el huelgista mapuche de la esquina tienen su cuenta con variedad de seguidores.

Pero por alguna razón, los medios pasaron por alto la otra forma en que tú, persona X común y corriente, puedes compartir tus opiniones para con el mundo: el Vlog, palabra que es una contracción de Video y Blog. El nombre lo dice todo: en lugar de utilizar texto, el usuario comunica sus intenciones por medio del vídeo, prefiriendo lo presencial al esconderse detrás de palabritas. Si te has metido en Youtube alguna vez, los habrás visto. Fíjate en los anuncios de la esquina superior derecha. Solo requieres de una cámara de captura digital (que cualquier notebook tiene), una cuenta a Youtube y ganas e compartir tus puntos de vista con el resto de la comunidad.

¿Suena interesante? Pues no lo es. En la práctica, la persona ordinaria (me incluyo) no tiene opiniones que podría llamar reveladoras. Tampoco tiene conocimiento formal de edición de video. Y peor todavía, pocos demuestran interés crear un producto terminado y accesible. Hay una diferencia entre saber editar video y tener el sentido común de no subir algo que contiene tres minutos de peleas con el micrófono, o de preensayar lo que se quiere decir. El resultado suele ser un video de diez minutos, repleto de errores básicos y de luchas por sacar por delante lo que se busca decir, en un formato que obliga a estar pendiente 10 minutos para extraer una información que podría haber sacado en 2 minutos leyéndola. Por eso me alegro de que el vlog nunca haya pegado tanto entre los hispanoparlantes.

Pero entre los anglos, el vlog es terriblemente popular, y cientos de videos nuevos se suben a la meca Youtube, con espera de ser recibidos y adorados. ¿Qué, no lo mencioné? Al parecer hay un montón de gente que busca (y consigue) ser celebridades en Internet. Los seguidores se suscriben por montones, algunos incluso dan el paso siguiente y realizan donaciones. Grábatelo en la cabeza: en este mundo hay personas que hacen plata por subir videos de 10 minutos (que prepararon en 20 minutos). Hay conflictos, y los usuarios interactúan entre sí, respondiéndose unos a otros en vlog, creando una fuente infinita de información. Y, al igual que los realitys, este tipo fama es independiente de cualquier tipo de talento individual real.

En corto, en este mundo hay gente que está recibiendo crédito y fama  por hablar hueás frente a una cámara, sin nada extra que puede ser interesante. Y la gente los sigue. Y yo no entiendo por qué se siguen. ¿Videos de gatos haciendo tonteras? Apela a la ternura por proximidad, perfecto. ¿Personas destruyéndose los testículos? ¿Chicas ligeras de ropa? El menor denominador común, por supuesto. ¿Gente hablando (a menudo mal y micrófonos terribles) sobre lo que les pasó en la fila del McDonalds? No, no entiendo cual es la gracia, y no quiero saberlo. Y tampoco entiendo a este hueón que se enpelota y hace una imitación de Batman para darnos su opinión sobre el rap:

Anuncios

Read Full Post »